Familias monoparentales

Las familias monoparentales, las formadas por un único progenitor con uno o varios hijos a cargo, van en aumento a medida que crece el número de divorcios y separaciones. Educar a los hijos e hijas, cuando se debe ejercer de padre y madre a la vez, es una tarea difícil, pero no imposible.

En España todavía el 80% de la población vive en grupos familiares, frente al 63% de los europeos, y, a pesar de nuestras bajas tasas de natalidad, seguimos siendo el país de la UE con menor número de hogares de una sola persona.

www.blogs.clarin.com

Lo que le está ocurriendo a la familia española, es que se está transformando como consecuencia de los cambios demográficos, socioeconómicos y en el sistema de valores, y, junto a las fórmulas tradicionales, están apareciendo otras nuevas, entre las cuales la más numerosa es la de la familia monoparental, es decir, la formada por un único progenitor con uno o varios hijos no emancipados.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), este tipo de familias representa un 10% del total. La mayoría de ellas –un 90%– tiene al frente a una mujer.

El afecto y la flexibilidad, por un lado, y la autoridad y la norma, por otro, son ingredientes básicos de la educación en el ámbito familiar que se reparten o intercambian ambos progenitores. En ausencia de uno de ellos, ambas funciones debe representarlas siempre la misma persona, una tarea que, sin ser imposible, exige mayor esfuerzo que cuando es compartida.

Deja un comentario