Falta de atención al estudiar

Son muchos los niños y adolescentes que pierden la atención con facilidad y les cuesta concentrarse para poder estudiar. Si no los corregimos desde pequeños podrá transformarse en un problema mayor en el colegio y llevará a un fracaso escolar. Muchos niños se sienten mal por no poder alcanzar sus metas pero les es inevitable distraerse a la primera.
A estos niños cualquier cosa a su alrededor los distrae, los hace perder su tiempo lo que hace que su rendimiento sea menor.

Exigirle todo el tiempo que estudie no lo ayudará. Debemos proponerle un plan de estudios, con pautas y una rutina que lo ayude aprovechar el tiempo lo máximo posible. Podemos premiarlos con algo que realmente les guste, o al finalizar dejarlos hacer alguna actividad que disfruten.
Primero hay que proporcionarle un área de estudio, sin estímulos a su alrededor que sabemos llamarán su atención fácilmente. Tampoco es aconsejable que esté demasiadas horas para hacer su tarea. Es bueno hacer pausas, merendar o simplemente descansar para obtener un mejor rendimiento.
Deben comenzar por los ejercicios más difíciles, así cuando estén más cansados podrán hacer los que menos trabajo les den.

Cuando consigan un hábito de estudio y una rutina, les será más fácil realizar sus tareas en un tiempo y un espacio determinado. Su rendimiento mejorará, hay que darles tiempo y ayudarlos continuamente.

Deja un comentario