Extractores de leche materna

Ya sea porque tienes que regresar al trabajo o tu bebé no pudo acostumbrarse al pecho prefiriendo el biberón, no tienes porque dejar de alimentarlo con tu leche, ya que existen en el mercado una serie de productos que permiten extraer con facilidad el producto desde tus senos, llegando fresco y lleno de anticuerpos a tu bebé.

Los hay manuales y eléctricos, aunque ambos se basan en succión artificial sobre el pechoextractor materno que imita a la que haría un bebé. Fáciles de usar, existe un modelo ideal para cada mujer, ya que según la cantidad de leche o tiempo que tengamos, pueden trabajar sobre una o ambas mamas al mismo tiempo.

Muchos de los más modernos, traen también un sistema para almacenar la leche extraída, la que luego podemos incluso congelar, durando varios días fresca dentro de la heladera. Para almacenarla, lo ideal es utilizar alguno de los nuevos productos fabricados específicamente para ello, los que van desde recipientes de vidrio, a bolsas especialmente acondicionadas, que permiten no sólo saber la cantidad de leche que tiene dentro, sino que conservar sus propiedades.

La leche puede quedarse en el congelador por un máximo de dos semanas y no debemos usar el microondas para descongelarla, sino que temperatura ambiente o un baño maría. Una vez que salió de su estado sólido, jamás debemos congelarla nuevamente.

La tecnología se une a uno de los actos naturales más antiguos, permitiendo no sólo comodidad a la madre, sino que la posibilidad de que el bebé reciba la mejor alimentación disponible en el mundo por el mayor tiempo posible: La leche de mamá.

Imagen: Phillips

Deja un comentario