Experimentando

Navegar por internet es algo increíble, y más cuando encuentras cosas tan maravillosas como la que podéis ver en este link (os llevará a un video). En él se puede ver una fuente llena de un líquido blanco al que le echan colorante y…. ¡Fairy! Bueno, no es esa marca pero parecido…. Y entonces ¡empieza a burbujear!

Es un de los experimentos que más me ha gustado ver y que pienso probar en cuanto me haga con los colorantes.

Los ingredientes son los siguientes:

- Leche (si es leche desnatada mejor porque al tener menos consistencia saldrán antes los colores).

- Una fuente.

- Colorantes variados (rojos, azules, verdes, amarillos, rosas,…). Cuantos más tengamos más divertido será. Pero tengamos cuidado de que no se mezclen antes de tiempo.

- Fairy, o cualquier producto que utilicemos para fregar los platos.

Una vez tenemos todos los elementos echamos la leche en la fuente y vamos agregando unas gotas de cada colorante (teniendo cuidado de que no se junten). Al final añadimos unas gotas de Fairy y esperamos, a los pocos segundos comenzará un baile de colores que seguro les gustará mucho a los niños y que los divertirá un buen rato.

Lo único malo es el hecho de no poder inmortalizar ese "producto"… Aún así el experimento seguro que es un éxito y, lo que es más, podemos incluso dejar a los niños que agreguen más colorante y con solo añadir más gotas de Fairy conseguiremos que vuelva a generarse el baile.

Es una actividad que puede llevarse a cabo tanto en casa como en la propia guardería, siempre teniendo en cuenta que los productos pueden ser peligrosos si se ingieren.

Deja un comentario