Exámenes y ansiedad

Para la mayoría de escolares, los exámenes no son más que el último paso del proceso de estudio, pero para otros se convierten en una fuente de ansiedad que no solo les impide rendir como debieran sino que, además, puede afectar a su bienestar físico, produciéndoles dolor de cabeza y problemas digestivos, entre otros trastornos.

Se estima que entre el 15% y el 25% de estudiantes sufre niveles elevados de ansiedad ante los exámenes. Esto, además de mermar considerablemente su rendimiento académico, les produce malestar físico. Sin embargo, si aprenden a controlar los nervios, podrán superar el curso con menos dificultades y sin necesidad de que su salud se resienta.

www.eliceo.com

Los nervios, por tanto, son una reacción normal y sana. Sin embargo, hay veces que la persona vive un acontecimiento como peligroso aunque no sea así. Esto provoca que se consuman altas dosis de energía, pudiendo llegar a generar malestar físico, psicológico y cambios en la manera de relacionarnos con los demás. Es decir, sufrimos ansiedad.

Para evitar la ansiedad, debemos enseñar a nuestros hijos e hijas a controlar sus pensamientos. Deben identificar aquellos que les producen el malestar y cambiarlos por ideas positivas.

También, deben aprender a atacar la ansiedad desde el propio cuerpo. Para ello son muy útiles las técnicas de relajación.

Deja un comentario