Evitar accidentes

Ya te hemos comentado que los niños suelen tener accidentes mientras crecen y exploran el lugar donde viven. Pero siempre podemos evitar algunos accidentes siendo un poco precavidos.

Aquí te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte a prevenir que tu hijo se lastime.

  • Protege los enchufes con tapas de seguridad. Los niños tienden a meter las manos en los agujeros porque lo ven llamativo y si les regañas es aún más tentador hacerlo.
  • Ten cuidado con las macetas. Los niños tienden a tocarlo todo y, al tener una textura "gustosa" para ellos suelen jugar con la tierra (y, por consiguiente, metérsela en la boca).
  • Pon alfombras antideslizantes en la bañera y en el baño en general para evitar que pueda tener algún resbalón.
  • Tu hijo lo cogerá todo así que guarda lo que no quieres que se te rompa. No es que tengas que poner patas arriba tu casa pero es mejor prevenir que regañar al niño por algo que no ha hecho con conocimiento de causa.
  • No dejes ninguna medicina ni producto químico a su alcance, puede cogerlo y metérselo en la boca.
  • Procura que en el suelo no haya nada que sea peligroso para el bebé. Seguramente gateará y andará y puede coger todo lo que se encuentre.
  • Impide que alcance cables de aparatos electrónicos. Seguramente tirará de ellos y acabará rompiendo algo.
  • Bloquea el paso por las escaleras para que salga rodando.
  • No dejes que entre en la cocina si estás cocinando. Evitarás quemaduras y cortes innecesarios.
  • Nunca dejes una bolsa de plástico a su alcance. Se la pondrá en la cabeza y puede asfixiarse.
  • Cuidado con las esquinas de los muebles, no suelen controlar y acaban dándose golpes con ellas. Mejor si las recubres con goma espuma.

Deja un comentario