Etiquetas

Cuando llevamos a nuestros hijos a las guarderías, muchas de nosotras olvidamos que en la clase habrá muchos más niños y que la maestra no podrá estar tan pendiente como nosotras de nuestros hijos, así que muchas veces, cuando dejamos el babero o su chupete, este puede perderse porque se ha cambiado con otro niño o simplemente porque se ha caído en otro sitio y no saben de quién es.

Es por eso que, lo mejor siempre, es que les pongamos unas etiquetas a todo lo que lleve nuestro hijo: babero, chupete, abrigo,… Sé que es complicado algunas veces e incluso una tontería, pero la mayoría de las veces no podremos poner en un lugar seguro lo que dejamos ahí, como el chupete, y si éste se le cae y no sabe en dónde está puede darnos problemas, sobretodo si es su chupete favorito o con el único con el que duerme.

Además, así también les ayudaremos a las maestras porque tendrán menos problemas a la hora de diferenciar las cosas de cada niño ya que, tengamos en cuenta, los niños cambian mucho de ropa y de abrigos por lo que, en un momento dado, la maestra puede no saber de qué niño es cada cosa y pondríamos en un aprieto a la maestra por no saber de qué niño es cada cosa o en dónde esta cada cosa del niño.

Actualmente existen muchas formas de ponerles las etiquetas a la ropa o incluso a los chupetes o biberones, y el precio no es muy excesivo por lo que puede ser una buena opción para ello y así iría con ropa "personalizada".

Deja un comentario