Estrategias para calmar a los bebés

Hacia los 6 meses, los bebés se suelen enfadar sin motivo aparente. Y en cuento cambias la actividad que estáis realizando o fija su atención en otro objeto, este enfado desaparece.

Ahora, cuando tu bebé se enfade, es posible que te resulte más fácil calmarlo. ¿Por qué? Porque se distrae más fácilmente. Está muy interesado en el mundo que le rodea porque se está desarrollando muy rápidamente y se fija en cosas que le resultan nuevas y diferentes.

Por eso, cuando esté de mal humor, atrae su interés hacia cosas nuevas. A veces hacer un sonido gracioso, cantar una canción o hacer ruido con algo, o en otras palabras, cualquier cambio en el entorno, le hará olvidarse de su enfado. Otras veces, salir a la calle hace maravillas.

Por supuesto, esas distracciones no durarán mucho, por eso, intenta desarrollar una serie de "estrategias" para mantenerlo de buen humor. Pero antes asegúrate de que la razón de su mal humor no es que necesita que le cambies el pañal o que le saques el aire, o que tiene hambre o sueño. Pero si has atendido todas sus necesidades básicas, dar un paseo fuera de casa o jugar un poco en el suelo probablemente bastarán para que deje de estar aburrido.

http://www.diariodeunamadre.com

Deja un comentario