Estimular la inteligencia y la curiosidad de tu bebé

Tu bebé es muy pequeñito para ir al cole pero ya tiene ganas de aprender cosas. Éstas son cuatro medidas importantes que puedes tomar para ayudarle en su desarrollo.

1. Expón a tu bebé a diferentes ambientes, actividades y personas. Cualquier interacción, tanto si es lo normal que se hace en casa (como tus tareas diarias) o nueva y poco familiar (como salidas especiales) estimula sus sentidos y su curiosidad. Llévalo contigo a todos los sitios que puedas y háblale de lo que ve, escucha, huele y toca.

2. Pon tu hogar a prueba de niños. La mejor forma de estimular la curiosidad de tu bebé es proporcionarle un ambiente que pueda explorar de forma segura. Si tiene menos peligros a su alcance cuando empiece a desplazarse, reducirás la necesidad de interferir en su exploración teniendo que establecer límites y diciendo "no" a cada momento. En otras palabras, haz que el ambiente sea estimulante, pero seguro.

3. Aprovecha los momentos en los que tu bebé juega. Proporciónale juguetes con una variedad de formas, colores, texturas y sonidos. Deja que algunas veces juegue solo y otras juega con él; ambos tipos de juego hacen que su mente se ejercite de formas diferentes. Intenta resistir las ganas de ayudarlo con un juguete o actividad que le está resultando difícil para que pueda experimentar y aprender por sí mismo, pero ayúdalo si continúa teniendo problemas y comienza a frustrarse. Acaba el juego antes de que tu bebé empiece a distraerse y a ponerse irritable; éstas son indicaciones de que está teniendo demasiada estimulación.

4. Ten muchos libros para bebés alrededor de la casa. Los podéis ver juntos. Señálale los dibujos y habla con tu bebé a medida que pasáis las hojas.

Deja un comentario