Este verano, ¡a repasar!

Comienzan las ansiadas vacaciones escolares y con ellas llegan de la mano los clásicos cuadernos de verano. ¿Son necesarios después de un curso escolar completo dedicado al trabajo y al estudio?

Para los y las más pequeñas suponen una actividad más de entretenimiento, para los medianos una manera de repasar los conocimientos adquiridos durante el curso y no perder el hábito de trabajo de una forma más divertida que en el colegio, y para los más mayores una herramienta útil para reforzar una materia específica o prepararse para la repesca de septiembre. Sea cual sea la edad, la gran oferta de cuadernos de vacaciones de las editoriales para este verano da donde elegir.

El modo de trabajar con estos cuadernos, dependerá sobre todo de la etapa escolar del niño o niña, aunque es conveniente, en todas las edades no comenzar con ellos en cuanto empiezan las vacaciones, sino dejar unos 15 días de descanso para que se habitúe al periodo vacacional.

Incluso si la familia se desplaza unos días fuera, es mejor no llevarse los cuadernos y dejarlos para cuando se esté en casa, donde es más fácil organizar una rutina de trabajo.

El papel de los padres y madres en esta actividad de trabajo en verano dependerá asimismo de la edad. Los más pequeños y pequeñas necesitarán de mayor atención, pero a partir de Primaria, como son actividades que han realizado durante el curso y ya las tienen vistas, pueden trabajar solos, aunque las personas adultas revisen después el trabajo realizado.

Deja un comentario