Esos primeros dientes

 

denticion

 

Más o menos a los 4 meses de edad, comienzan a asomarse los primeros dientes en la boca de nuestros bebés, lo que los hará sentir incómodos y muchas veces adoloridos. Suele ser bastante frustrante para los padres ver sufrir a sus pequeños por un proceso natural, que suele presentarse en su etapa más fuerte aproximadamente a los 7 meses, terminando alrededor del segundo año de edad. Muchas veces no sabemos como aliviar el dolor de nuestros pequeños.

Nuestros bebés estarán irritables, pueden desarrollar problemas de sueño, mostrarse reacios a alimentos algo más sólidos. También podremos notar un fuerte aumento en la producción de saliva. Si bien se trata de un proceso natural por el que todos pasamos y por el que nuestros bebés deben pasar, hay ciertos consejitos que podemos usar para hacer de esta etapa un poco más llevadera.

Darle al niño un anillo de dentición, que ojala hayamos puesto en la heladera un tiempo razonable antes de entregárselo (la idea no es congelarlo), puede ayudar a aliviarlo un poco. Un paño húmedo y limpio en su boca también puede dar resultado. Existen en el mercado algunas cremas y geles especialmente diseñados para colocar en las encías de los bebés y dar un respiro pasajero a las molestias.

Es importante mantener las encías limpias, ya sea con un paño húmedo o un suave cepillo. Apenas asome el primer diente, debe cepillársele con agua. La primera visita al dentista debe hacerse cerca del primer año de edad, o cuando el niño tenga seis u ocho dientes. Él los podrá orientar acerca del cuidado bucal del pequeño y de cómo inculcar buenos hábitos de limpieza a temprana edad.

Deja un comentario