Episotomía

La episotomía es el corte que se realiza en la zona exterior de la vagina y el periné en la fase final del parto para facilitar la salida del bebé, es decir, los famosos puntos por los que siempre se pregunta. En los últimos tiempos la tendencia es a evitar la episotomía siempre que sea posible, pero no todos los equipos médicos tienen las mismas ideas. Además, se practica ante el riesgo de que se rasgue la zona.

Cuando yo di a luz pedí expresamente a la matrona que me atendía que tratara de no hacerme la episotomía. Pero la cabeza del niño no salía. Ella insistía e insistía ayudándome a dilatar con sus manos, masajeando todo el contorno de la vagina. Yo la veía sudar, pero a pesar de sus muchos esfuerzos no hubo manera. Al final me practicó un pequeño corte que requirió dos puntos de sutura.

En el posparto me dieron más guerra que cualquier otra cosa. El dolor de lo puntos que me tiraban no me dejaba casi sentarme ¡y sólo eran dos! Tuve que darme cremas para suavizar la zona y al final fui a que me los quitaran un día antes de lo previsto.

Después de la cuarentena, cuando empecé a tener relaciones sexuales esa zona me molestaba y mucho tiempo después me siguió picando. Me imagino que tendrá que ver con cómo cicatriza cada persona, pero la verdad es que para mí fue muy molesto.

Por supuesto que el equipo médico sabe cuándo practicar la episotomía, pero si pides expresamente que no te la hagan seguro que hacen un pequeño esfuerzo más, como la matrona que me atendió a mí.

Deja un comentario