Enséñale a vestirse solo o sola

A partir de los tres años, los niños y niñas comienzan a pedir más autonomía. Una buena práctica que les ayudará a madurar es dejar que se vistan solos y solas. Al principio, será necesario que el padre o la madre les echen una mano.

Lo más fácil al principio es establecer un ritual que les sirva de guía. Podemos colocar la ropa en una silla en el orden en que tienen que ponérsela o hacerles un dibujo en una cartulina para que no se despisten.

En primer lugar está la ropa interior. Las primeras veces deberemos ayudarles a meter las piernas en las bragas o los calzoncillos y dejar que ellos tiren hacia arriba. Después, solo será necesario dejar la prenda en la posición adecuada.

Hay varias formas de ponerse las camisetas o los jerséis, aunque para los niños y niñas la más sencilla es meter primero la cabeza y los brazos después. Las camisas y chaquetas son más sencillas de poner, aunque les tengamos que abrochar los botones o cremalleras. Una pista, enseñarles que las etiquetas marcan la parte trasera de las prendas.

Las faldas son más sencillas de poner, aunque traen la dificultad añadida de medias o leotardos. Con los pantalones, al igual que con la ropa interior, deberemos ayudarles al principio a introducir las piernas. Los que llevan cintura elástica, tipo chándal, les resultarán más fácil de poner.
Con los calcetines, si son muy largos, habrá que enseñarles a enrollarlos antes de meter el pie. Lo más complicado es llegar a distinguir el zapato izquierdo del derecho. Podemos utilizar trucos como hacer una marca en la suela o utilizar plantillas de diferentes colores. El calzado que lleve velero, será mucho más asequible para ellos que los que lleven cordones.

fall_socks

Deja un comentario