Enséñale a aceptarse tal y como es

Llegados a una edad, niño y niñas pueden comenzar a sentirme a disgusto con su aspecto físico. ¿Por qué soy tan bajita? ¿Por qué me salen granos? ¿Por qué estoy más gordo que mis amigos?

La sociedad en la que vivimos, rodeada de estereotipos y dependiente de la imagen en muchas ocasiones no ayuda. Es más, puede el niño o la niña se sienta todavía más frustrada.

Por eso, es importante que el padre y la madre hablen con ellos y ellas y les enseñen o aconsejen cómo sentirse bien. Lo primero es aprender a aceptarse tal y como se es. Los estereotipos que vemos en televisión no corresponden con la realidad.

En cualquier caso, siempre podemos mejorar nuestro aspecto con sencillos trucos o cuidándonos un poquito más. Pero hay que tener claro que no existen trucos mágicos para conseguirlo y que para los y las menores, la pubertad no llega al mismo tiempo.

coctelera-espejos

Una dieta equilibrada y algo de ejercicio es algo vital para todas las personas. Ayudará a vernos mejor y a paliar problemas de sobrepeso. Una visita a la peluquería o algo de ropa nueva puede aliviar una pequeña crisis momentánea.

Al igual que las personas adultas, los niños y las niñas están más seguros de si mismos cuando se sienten bien física y psíquicamente. En cualquier caso, hay estudios que demuestran que personas con sobrepeso y de estatura más bajita de lo normal tienen la misma cantidad de amigos que personas ‘estándar’.

Deja un comentario