Enfermedad celiaca

 

gluten-free

La enfermedad celiaca, más conocida como alergia al gluten, es una condición autoinmune en la que la cubierta del intestino delgado se ve dañada por la ingesta de productos que contengan gluten.

El gluten está presente en los alimentos que contienen trigo, cebada, centeno y avena, por lo que las personas que padecen este trastorno deben privarse totalmente del consumo de cualquier alimento que lo contenga, ya que los daños son acumulativos.

Se estima que una de cada 400 personas en el mundo padece de la enfermedad celiaca. Puede presentarse tanto en niños como en adultos, pero normalmente los primeros síntomas se desencadenan en los primeros dos años de vida. El niño deberá seguir una estricta dieta durante toda su existencia.

Si bien el origen de la enfermedad no está confirmado, factores hereditarios han probado estar presentes. También otros padecimientos como la diabetes tipo I, el Síndrome de Down, algunos tipos de Dermatitis, problemas tiroideos, anemias y otras enfermedades autoinmunes han demostrado estar relacionados con casos de alergia al gluten.

Los primeros síntomas son fuertes dolores abdominales, diarreas o estreñimientos, disminución del apetito, heces con sangre y muy mal olor. Luego los síntomas se pueden tornar más graves e incluir anemia, retardo del crecimiento, debilidad ósea, desnutrición, problemas dentales, caída de cabella, depresión y convulsiones. Por ello la importancia de consultar al médico apenas se noten los primeros síntomas.

El único tratamiento que existe, es una dieta absolutamente libre de gluten. Para ello de trabaja en conjunto con nutriólogos y nutricionistas, quienes prescribieran una dieta y suplementos adecuados. El tratamiento se puede complementar con algunos medicamentos en caso de ser necesario.

En muchos países hoy es obligatorio rotular la presencia de gluten en los alimentos, y también se han abierto tiendas especializadas en productos hechos especialmente para personas que padecen éste mal.

Deja un comentario