Embarazo: aparición de varices

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer experimenta diferentes cambios hormonales, físicos y psíquicos. Algunas mujeres presentan algunos síntomas y a otras les pasan cosas distintas. Depende de la predisposición genética el cuerpo responde de distinta manera. Por eso en algunas mujeres el aparato circulatorio manifiesta su cambio con la aparición de varices, para combatirlas existe algún tratamiento varices al que podemos acudir.

La mala alimentación, el hecho de tener una vida más sedentaria y el aumento de peso son factores que influyen notablemente a la aparición de las varices.

Las varices más allá de ser un tema estético, son molestas e incluso dolorosas. El aumento de tamaño y el crecimiento del bebé provoca que la circulación sea más lenta y la sangre se acumula en los vasos sanguíneos provocando hinchazón en las venas superficiales.

El tema de las varices a veces suele complicarse y provocar una trombosis  o una tromboflebitis. Por eso hay que estar atentas y controlar las varices y consultar con el obstetra por si fuera necesario un tratamiento especial.

Más allá de que existe una predisposición genética para la aparición de las varices, es recomendable llevar una dieta equilibrada para no tener un aumento excesivo de peso, que no hará bien ni para la madre ni para el bebé. El ejercicio ayuda a la circulación, con solo caminar regularmente estamos ayudando a nuestras piernas, principales zonas de aparición de varices, a mejorar la circulación. Tampoco es recomendable utilizar ropa ajustada en la zonas de las piernas y muslos.

Deja un comentario