Embarazadas contra el calor

A pesar de no estar todavía en marzo, el sol comienza a brillar. Todavía no hace mucho calor, pero se agradece un buen baño solar. Ahora no es peligroso, pero según se acerque el verano conviene tomar algunas precauciones.

Muchas mujeres pasarán los meses de verano embarazadas y para ellas, ahí van algunos consejos para evitar los efectos negativos del calor. La mujer embarazada debe tener en cuenta que las hormonas placentarias favorecen una mayor cantidad de transpiración a través de la piel, lo que hace que sea más vulnerable a la deshidratación.

Uno de los efectos más comunes son los golpes de calor. Sus síntomas con cansancio o sueño y una gran desgana. También la falta de aire, las taquicardias o las palpitaciones. Esto se debe a que la presión arterial baja.

pregnancy

Por eso, debemos elegir lugares frescos, donde no haya mucha gente y que estén bien ventilados.

La ropa debe ser de fibras naturales, para una mejor transpiración.

La piscina es muy aconsejable ya que, además de refrescarnos contra el calor, nos permite ejercitarnos y aliviar posibles problemas de espalda y de circulación.

Es necesario beber gran cantidad de agua u otros líquidos.

www.sintomasdeembarazo.es

Deja un comentario