Elegir la ropa del bebé

A pesar de que hoy en día tenemos auténticas monadas en ropa de bebés, los cierto es que la comodidad del niño o de la niña está por delante. De hecho, toda su ropa debería cumplir tres requisitos: comodidad, seguridad y que sea práctica.

Los bebés no necesitan demasiada ropa porque enseguida se les quedará pequeña. En cualquier casi, mejor grande que pequeña.

En cuanto a los tejidos, elige texturas naturales: lino, algodón, hilo, batista…Sobre todo para las prendas interiores. Ten en cuenta que la piel del bebé es extremadamente delicada. Debemos evitar también tejidos con pelo o lanas tipo mohair porque los bebés se meten todo a la boca y podían tragar algo de este pelo. Tampoco es demasiado recomendable el punto calado, los bebés podrían meter los dedos y enredarse.

Deber resultarnos fácil de quitar y de poner. Nos facilitará mucho el trabajo y para el bebé será más cómodo también. Evita botones, lazos y corchetes abultados puesto que pueden clavarse en su cuerpo. Lo mejor son el velero, los cierres automáticos y los corchetes planos. Ten en cuenta también que si les pones lazos grandes o adornos los niños y las niñas se pueden enredar con ellos.

Si van a ir a la guardería, vísteles con ropa de punto, cómoda y que no te importe demasiado que se manche o que se estropee. Pantalones con gomas, chándal y pantalones con corchetes facilitarán sus movimientos por la guardería y facilitarán el cambio de pañales a su personal.

Deja un comentario