El Virus respiratorio sincitial

El virus respiratorio sincitial (VRS) es el responsable de 1 de cada 13 enfermedades en los niños y causa frecuente de hospitalizaciones al no recibir un cuidado pronto y adecuado. Se trata de un virus muy común, sobretodo en otoño e invierno y si bien afecta más a aquellos pequeños con problemas respiratorios crónicos, puede ser igual de peligroso para chicos sanos.

Generalmente se presenta con fiebre, tos, resfrío, irritación nasal y de garganta, síntomas que no suelen ceder con el paso de los días y que provocan dolor en el pecho, jadeos y fuertes dificultades para respirar, por lo que se requiere una consulta médica para evaluar su presencia y entregar un tratamiento eficaz y a tiempo.

Además de trata de una enfermedad altamente contagiosa a través de fluidos como los expulsados por la tos, estornudos o saliva, por lo que se recomienza no exponer a niños sanos a aquellos que se encuentran enfermos y utilizar vajilla y cuchillería especial para el chico que lo padece.

Es más común en pequeños menores de dos años, pero puede afectar igualmente a aquellos algo mayores, aunque después de los cinco años su tasa de complicaciones presenta una fuerte disminución.

Hoy se encuentran en desarrollo una serie de medicamentos que permitirán un mejor tratamiento de la enfermedad, con un periodo de recuperación más corto, evitando sufrimientos mayores.

Un diagnostico a tiempo puede evitar que un simple caso de infección respiratoria se pueda convertir en neumonía, sobretodo en los recién nacidos y bebés menores de 6 meses.

Deja un comentario