El verano y los niños

Ya estamos en verano y los niños hace ya algún tiempo que tienen vacaciones y se levantan cuando quieren y hacen lo que quieren mientras los adultos intentamos mantenerles un horario más o menos estricto para que puedan seguir aprendiendo cosas.

Sin embargo, en verano no hay que ser tan estrictos y se les deja mayor libertad para que puedan jugar y divertirse, para que se familiaricen con otra época del año y sean capaces de estimularse.

El verano es una época en la que los padres deberían disfrutar de sus hijos y ser capaces de ser partícipes en los propios juegos de los niños, aunque eso suponga estar horas jugando sin cansarse y caer rendido por la noche en la cama.

Esa estimulación, aunque no nos parezca nada en ese momento, supone un gran aprendizaje, no sólo psicológicamente, sino también moralmente, ya que lo que hacemos es interiorizar al niño o a la niña una forma de vida que bien puede ser la que el niño desea en esta etapa de su vida, estar con sus seres queridos.

Deja un comentario