El sueño en los recién nacidos

Durante sus primeros meses de vida, los bebés pasan la mayoría del tiempo durmiendo, pero lo hacen en intervalos, despertando cada cierta cantidad de horas para pedir alimento, cambios de pañales y también algunos mimos.

bebesueno Adaptarnos a las rutinas de sueño de los recién nacidos puede ser difícil, sobretodo en el caso de los padres primerizos, quienes ven revolucionadas sus propias horas de descanso para entrar a las que el bebé nos impone.

Durante el primer mes de vida los niños duermen entre dos y cuatro horas a la vez, con intervalos que varían en su duración. Es imposible establecer un horario de sueño en ese primer periodo, por lo que lo mejor es dejarles dormir todo lo que deseen y cuando quieran hacerlo.

A partir de las seis semanas las rutinas de dormir cambian. Los bebés duermes menos y están despiertos por mayor cantidad de tiempo seguido. Lo más probable es que tomen alrededor de cuatro o más siestas al día, junto con el sueño de la noche.

Recién a los tres meses es posible educar el sueño de los pequeños, ya que su cerebro está lo suficientemente maduro para tener una rutina de descanso y vigilia. Lo mejor es establecer horarios claros de siesta y también de actividades mientras estén despiertos. Lo ideal es tener horas determinadas para alimentarse, jugar y tomar un baño, yéndose a la cama relajados, asegurando más horas de sueño para bebés y padres.

Imagen: ehow

Deja un comentario