El Síndrome de Down

La forma de retardo mental más común es el síndrome de Down, una condición que se caracteriza por poseer una serie de signos como coeficiente intelectual disminuido, menor talla, dificultades motoras, etc., además de ser fáciles de identificar por su especial apariencia. Pese a ello, las personas que lo padecen pueden llegar a ser funcionales.

sindrome_de_down El síndrome de Down tiene como origen un defecto cromosómico, en donde el cromosoma 21 se repite dos veces, generando anormalidades que se pueden detectar durante el embarazo. Si bien no existe una propensión genética que explique su aparición, es sabido que la edad de la madre influye en la aparición de dicha condición.

Muchos de los niños con Síndrome de Down pueden tener problemas cardiacos, retraso en el crecimiento, dificultades de visión, etc, pero de ser tratados por médicos especializados podrán llevar una existencia normal, aunque necesitan una serie de cuidados especiales.

Los bebés con Síndrome de Down requieren una estimulación especial desde sus primeros días, ya que su musculatura suele ser más débil, algo que es necesario trabajar, además de ayudarles a ir desarrollando el mayor potencial posible.

Uno de cada cuatro casos de deficiencia mental corresponde a Síndrome de Down, con chicos que suelen ser muy afectuosos y capaces de superar problemas e ir adquiriendo habilidades. Muchas veces pueden integrarse a escuelas normales, aprendiendo lo básico para ser funcionales en un futuro, siendo capaces de tener un trabajo y en algunos casos vivir solos en hogares asistidos.

Imagen: Hipernatural

Deja un comentario