El Síndrome de Couvade. El hombre también está embarazado

mob14_1133293454

Acaso no nos basta con las náuseas, el dolor de espaldas, los mareos constantes, y esos molestos desajustes hormonales, para ahora tener que soportar a nuestra pareja, que se ha “contagiado” de nuestro embarazo. Aunque suene de ciencia ficción algunos hombres desarrollan algo conocido como “Síndrome de Couvade”, que consiste en que ellos van “desarrollando” algunos de los cambios y síntomas del proceso de gestación de su pareja.

Si bien, aunque no se trata de que estén incubando algún tipo de alien dentro de sus cuerpos, de manera sicológica emulan “solidariamente” ciertas características del embarazo. Estas pueden ir desde aumento de peso, sensibilidad extrema, antojos, náuseas, entre otras. Ya que no existe ninguna prueba científica que avale la existencia real de este síndrome, muchos lo atribuyen a la emoción y los nervios ante la eminente paternidad.

Se ha demostrado que algunos hombres están más propensos ha desarrollarlo; aquellos cuyas parejas han tenido problemas de infertilidad y los que fueron adoptados. Suele entrar en escena durante el primer trimestre del embarazo y va incrementando su severidad hasta llegar al tercer trimestre. El nombre viene del término francés couver, que significa incubar.

Si bien se trata de algo sicosomático (hasta ahora no se registran partos de ningún varón afectado), se debe observar como una enfermedad genuina más que como algo gracioso, pues los que lo sufren tienden a volverse irritables, rendir menos en el trabajo y por lo tanto volverse una carga para su ya sobre preocupada y cansada pareja embarazada.

Deja un comentario