El sentido de la vista

Asegúrate de que el pediatra le revise los ojos siempre que lo lleves a sus chequeos regulares. El pediatra comprobará la estructura y alineación de los ojos y su habilidad para moverlos correctamente. Buscará también señales de afecciones congénitas u otros problemas. No olvides mencionarle si tú o tu compañero tenéis un historial familiar de problemas serios de la vista, especialmente si son problemas que surgieron en la niñez.

Cuando el niño o niña tenga 3 o 4 años, el doctor podría examinarle la visión por medio de unas tablas con dibujos o letras. Si detecta algún problema, o si hay en tu familia o la de tu pareja un historial significativo de problemas de visión, te enviará a un oftalmólogo para niños. Es importante diagnosticar y tratar los problemas de visión pronto porque algunos son difíciles o imposibles de corregir más adelante.

Hay estudios que muestran que los bebés prefieren ver caras humanas a cualquier otro patrón o imagen, de modo que deja al tuyo que estudie tu cara manteniéndola cerca de la suya (especialmente nada más nacer). Aproximadamente al mes, casi todo lo que pasa ante su cara le fascinará.

Mueve un sonajero o un cucharón de plástico brillante de lado a lado delante suyo. Luego puedes moverlo arriba y abajo. Verás cómo le llama la atención, aunque la mayoría de los bebés no son capaces de seguir un movimiento vertical completamente hasta que tienen 3 ó 4 meses. Toma nota también de otras cosas visualmente interesantes para él, como un ventilador, pájaros, el movimiento de la hojarasca en el jardín o las niñas del barrio jugando a saltar a la cuerda.

Deja un comentario