El sacaleches

El sacaleches es un aparato que permite almacenar pequeñas cantidades de leche e incluso permitir la lactancia materna en circunstancias adversas, extrayendo, de forma sencilla e indolora, la leche del pecho materno.

Hay mamás que, a pesar de disponer de leche suficiente, tienen algunos problemas debidos a la succión del bebé. Otras, en cambio, tienen mucha leche, a veces incluso demasiada para la demanda del pequeño. En ambos casos, el sacaleches va a ser de mucha utilidad.
Para extraer la leche correctamente hay lavarse debidamente las manos y limpiar el pecho con una gasita empapada en una leche detergente. También pueden utilizarse los discos ya preparados para este uso, que se venden en farmacias.

http://www.bebesenlaweb.com.ar
index_03Seguidamente, hay secarse el pecho con el secador de pelo, o presionando suavemente con una toalla bien suave y limpia.
Para extraer y recoger la leche siempre deben utilizarse materiales esterilizados. Tanto el sacaleches como el biberón y los envases para conservar la leche deben haberse lavado y esterilizado antes.

Si la leche que se ha extraído va a utilizarse en las 24 horas siguientes, basta con llenar el biberón y guardarla en el frigorífico. Si el contenedor del sacaleches es un biberón, no es necesario cambiar la leche de envase. Cuando el niño tiene hambre, se saca el biberón del frigorífico y se calienta con un calienta biberones.

Para conservar la leche durante más tiempo, debe introducirse en bolsas esterilizadas, que se cierran herméticamente, a las que se colocará un adhesivo para anotar la fecha de extracción. Después, se guardan las bolsas en el congelador, donde pueden conservarse durante, al menos, tres meses.

Deja un comentario