El proceso del nacimiento

Sabemos que el nacimiento de nuestro hijo es algo que todos los padres desean, además de que sea rápido y que ninguno de los dos, ni la madre ni el bebé, sufran demasiado. Sin embargo, a veces no sabemos lo que nos vamos a encontrar, sobretodo si somos padres primerizos y no sabemos muy bien, o simplemente por nerviosismo.

El proceso del nacimiento tiene 3 etapas bien diferenciadas entre sí y que comprenden:
 
-         Primera etapa: Es la más larga porque dura entre 12 y 24 horas (primer hijo) y menos para segundos y posteriores hijos.
 
La primera etapa engloba todo el tema de las contracciones uterinas que hacen que la cerviz (que es la apertura del útero) se dilate lo suficiente para que pueda pasar la cabeza del bebé. Estas contracciones son cada vez más fuertes aunque nuestro organismo tiene un calmante (la glándula pituitaria) que hace que se alivie el dolor aunque también podemos recurrir a la inyección epidural. Ésta no está muy indicada para personas que sufran dolores de espalda porque puede darle más dolor en ella y ser peor el remedio que la enfermedad.
 
-         Segunda etapa: Suele durar una hora y media y se da cuando el bebé comienza a atravesar la cerviz y el canal vaginal terminando cuando sale completamente el bebé. Es cuando vemos salir la cabeza del bebé cuando nos alegramos mucho porque sabemos que ya está casi terminado y que la alegría ya ha llegado.
 
-         Tercera etapa: Dura unos minutos y es la expulsión de la placenta y el cordón umbilical. A menudo los médicos ayudarán a limpiarlo todo para que no se sufra ningún tipo de infección y podamos reponernos lo más pronto posible.

Deja un comentario