El periodo fetal (II)

-De 21 a 25 semanas: En esta etapa del embarazo se suele ganar más peso porque el feto está más desarrollado y comienza a engordar. Antes también lo hacía pero la prioridad estaba en “formar” al individuo, no en dotarle de masa corporal, cosa que se hace a partir de esta semana. Su piel adquiere así un toque rojizo y la encontraremos muy arrugada, también debido a que “tiene que engordarse” más y esa piel que vemos es necesaria para que todo su cuerpo esté cubierto de piel (parece extraño pero la piel sabe perfectamente cuánto crecer para cubrir por completo al niño).

- De 26 a 29 semanas: Los ojos se abren por primera vez y su piel ya no está arrugada sino que ya tiene el peso “medio” normal de un bebé de esas semanas, aunque aún nos queda que vuelva a dar otro “estirón” dentro de la madre. En estas semanas suelen ocurrir los casos de “embarazos prematuros”; antiguamente los embarazos en este periodo no solían salir bien y el bebé acababa muriendo pero hoy en día, con los cuidados necesarios, el que un bebé nazca prematuro no tiene dificultad alguna (salvo casos, claro está).
 
- De 30 a 34 semanas: Comienza a desaparecer esa protección que dijimos antes (el virtex y el lanugo) y empieza a engordar algo más.
 
- De 35 semanas al final: Engordar, engordar, engordar… Es el último término y necesita estar gordito para nacer (aunque no demasiado o no entrará por donde debe).
 
 Y ya sólo nos quedará el parto para dar a luz a esa cosita que ha estado 9 meses en nuestra barriga y por lo que tanto hemos ansiado.

Deja un comentario