El parto en cuclillas o sentada. Una experiencia única

 

Hoy las madres tienen una multiplicidad de alternativas a la hora del parto. La idea tradicional de una estéril sala de partos en que la mujer está recostada sobre una camilla con un médico a cargo de todo el proceso, ha sido reemplazada por una serie de técnicas que permiten una participación integral de todos los involucrados en el nacimiento.

El parto en cuclillas es una opción que se basa en la idea de que la fuerza de gravedad ayuda a que el bebé baje más rápidamente. La dilatación uterina es más rápida y, en caso de necesitar rotar al niño, la posición permite hacerlo más fácilmente.

Hoy muchos hospitales cuentan con instalaciones especiales para dicho tipo de partos. Camas con diseño adaptado en las que en caso de necesidad se puede variar la posición a semi vertical.

La madre, debido gracias a su ubicación, puede tomar a su hijo al nacer, incluso ayudando a sacarlo del canal de parto. Es una experiencia única. El padre también tiene un rol importante, ya que puede estar más cerca y participar de forma más activa.

Si deseas utilizar alguna de las alternativas señaladas, consulta a tu obstetra acerca de los centros que cuenten con el equipamiento necesario (sillas, camas, especialistas), que permitan un tipo de nacimiento más natural.

Deja un comentario