El niño de tres años

La llegada del tercer año de vida, no sólo significa un alegre cumpleaños, sino que una nueva Assorted Childrens February 2009 070 etapa en la que la mayoría de los chicos se integrará al jardín de infancia, llevando mucho de su proceso de aprendizaje fuera de casa, comenzando el que será un camino de varios años.

En los 12 meses anteriores, nuestro pequeño se desarrolló mucho, tanto física como intelectualmente, por lo que está listo para desafíos mayores, siendo tiempo en que irá refinando habilidades, además de adquirir varias nuevas.

Para el niño de tres años se espera:

  • Conoce y puede decir su nombre y apellido
  • Es capaz de hablar con frases más elaboradas, agregando adjetivos, sustantivos, etc.
  • Se interesa en realizar preguntas, pudiendo enunciarlas con sus propias palabras
  • Aprende a contar hasta cinco, aunque a veces le cuesta recordar el orden
  • Tiene recuerdos más allá de lo inmediato, pudiendo responder a preguntas sobre lo que ocurrió el día anterior
  • Su tiempo de atención aumenta, siendo capaz de estar concentrado por al menos tres minutos
  • Disfruta escuchando historias y lecturas
  • Se interesa en los libros, revisándolos el sólo, y pasando las páginas con mayor exactitud
  • Conoce los nombres de los colores, formas y objetos básicos, pudiendo reconocerlos en dibujos y fotos
  • Es capaz de caminar alternando sus pies hacia adelante en forma de línea
  • Realiza construcciones con bloques, siendo algo más sofisticadas que simples torres de los años anteriores
  • Sigue ritmos con sus manos y pies, incluso recordando pequeñas secuencias
  • Pedalea por si sólo, pudiendo guiar un triciclo o bicicleta pequeña

Imagen: Rice Lake Library

Deja un comentario