El mundo de los amigos imaginarios

 

amigosimaginario

 

A veces escuchamos a nuestros hijos hablando solos o jugando como si estuviesen interactuando con alguien más. Guardan celosamente un lugar vacío junto a ellos y disfrutan de una compañía al estar solos. Nuestro pequeño tiene un amigo imaginario. No hay de que asustarse, 7 de cada 10 niños entre los 2 y 3 años tienen amigos imaginarios, imaginarios para nosotros, porque para ellos son tan reales como si estuviesen parados junto a nosotros.

No se trata de ningún trastorno o carencia emocional, sólo de una manera de expresar su creatividad e ir formando su propia personalidad. A través de de este “amigo” el pequeño proyecta sus deseos y ensaya habilidades sociales que le serán sumamente útiles en las etapas posteriores de su desarrollo.

Se da con mayor frecuencia en los varones que en las niñas, y en aquellos que son hijos únicos o hijos mayores. Si notas que el niño evade juegos con sus pares por causa de su “amigo imaginario”, o le utiliza como excusa para evitar sus tareas, es momento de consultar a un psicólogo infantil. Si nada de esto sucede, debes considerarlo como algo normal. Es más. Tú misma puedes hacerte parte de su fantasía; puedes realizarle algunas preguntas a su amiguito, saludarlo o felicitarlo. Podría ser una buena manera de establecer una vía de comunicación con tu hijo.

Estudios han demostrado que los pequeños que tuvieron amigos imaginarios se convierten en niños más sociables, capaces de resolver problemas, y más en contacto con su mundo interior.

Deja un comentario