El miedo a cortarse el pelo

Las primeras visitas a la peluquería pueden ser un verdadero drama, porque por más que los chicos sepan que no va a dolerles, el miedo de ver a un extraño que se les acerca con unas tijeras supera cualquier información anterior.

No por ello vamos a evitar los cortes de pelo hasta que estén más grandes, sino que podemos ayudarles haciéndoles sentir seguros en una costumbre que tendrán que repetir varias veces al año.

pelilandia-peluquerias-infantiles Lo primero es evitar la palabra corte y utilizar palabras menos amenazantes, ya que corte puede relacionarse con algo que lástima. Podemos incitarlos diciendo que vamos a ayudarle para que cabello no le caiga sobre la cara, o en verano decirles que les ayudaremos a que el cabello no les haga tener más calor.

Otro buen consejo es que vean como otra persona recibe un corte de pelo. En el caso de las chicas deben ver a una mujer, y los chicos se verán más representados con papá.

Una vez que estamos en la silla de la peluquería, podemos ir leyéndoles un libro mientras les hacen el corte, distrayéndoles de la situación. También podemos hacerles mirar para adelante con algún juguete, sobretodo en el caso de los bebés.

En el caso de los niños pequeños lo mejor será ir a un lugar especial para chicos, donde las sillas se convierten en asientos de auto, motos e incluso un carrusel, haciéndole un lugar más amigable, donde además pueden concentrarse en películas infantiles, ya que cada asiento tiene un televisor delante y está el estimulo de recibir un globo una vez que el corte terminó.

Con los años y paciencia los chicos dejarán sus miedos e irán de buena gana a cortarse el cabello, sobretodo las niñas que gozarán de una actividad igual a la que hace mamá.

Imagen: Más de moda

Deja un comentario