El lavado de la ropa del bebé

Una vez que traemos que nuestro bebé a casa, debemos considerar que muchas tareas diarias que son de rutina, no deben realizarse de manera común para él, dadas las características especiales que posee su cuerpo. Una de ellas es el lavado de su ropa.

Existen detergentes especiales diseñados para cuidar la delicada piel del pequeño, evitando alergias y dermatitis que podrían producirse por los químicos de los detergentes comunes. Preferir detergentes neutros y sin perfume, y proceder a enjuagarla dos veces para asegurar la eliminación de cualquier residuo. Debemos lavar su ropa aparte de la resto de la familia.

Si compramos una prenda nueva o ropa de cama que estará en contacto con el niño, ésta debe ser previamente lavada para evitar el traspaso de microbios y químicos que pueden haber sido utilizados en su elaboración.

Así podremos mantener la piel de nuestro niño suave y sana, ayudándole a sentirse cómodo en las primeras etapas de su vida.

Deja un comentario