El fracaso escolar

El fracaso escolar sigue aumentando en los países occidentales. La falta de motivación tanto de alumnado como de profesorado son algunos factores que más influyen, pero últimamente se destaca el importante papel que juega la familia. Prevenirlo y atajarlo a tiempo es la mejor manera de evitarlo.

En el fracaso escolar están implicadas todas las estructuras sociales. Sus efectos afectan no sólo a los y las adolescentes, sino a los padres y madres, profesorado y a la sociedad en general. Según un informe de la OCDE, este problema afecta al 26% de los y las estudiantes españolas, frente al 20% de los europeos. En España, uno de cada cuatro alumnos no acaba la ESO. De este porcentaje, más del 50% se encuentra en las zonas marginales o más desfavorecidas.

Entre el alumnado con fracaso escolar se repiten una serie de características que podrían calificarse como causas o posibles factores de riesgo. Algunas de ellas son que, en primer lugar, existan antecedentes personales de dificultades escolares. También puede ser que sientan muy poco interés por el estudio y que tengan conflictos frecuentes con profesorado y compañeros.

untitled

http://mcresan.files.wordpress.com

Además, siempre está la excusa tan conocida por todos pero que no por ello sea una realidad como la incorrecta autoevaluación: un suspenso siempre es injusto para el alumno o alumna, la culpa es del profesorado.

Los conflictos familiares, especialmente divorcios, o que los escolares olvidan que se estudia para la vida, no para aprobar el examen, y que la falta de conocimientos se paga muy caro en la edad adulta también son causas muy frecuentes. Por último, se puede decir que, simplemente, se está haciendo una mala utilización de las técnicas de estudio.

Deja un comentario