El estrabismo infantil

Dentro de los problemas oculares más frecuentes entre los chicos se encuentra en estrabismo, es decir cuando los dos ojos no se encuentran alineados correctamente evitando que puedan fijarse en un solo punto, lo que produce una pérdida de la calidad de la visión.

visual Si bien también puede afectar a adultos, es muchísimo más común en la infancia y los padres pueden darse cuenta de que existe un problema con sólo observar la manera en que sus niños mueven los ojos o fijan la mirada.

Una vez que se consulta con un oftalmólogo, éste determinará si el problema afecta a uno o a los dos ojos (normalmente es sólo a uno,) y elaborará un plan que permitirá, en la mayoría de los casos, terminar con el problema. Los resultados serán mejores a medida que el diagnostico se haga a más temprana edad, ojala antes de los siete años.

Existen dos vía comunes de tratamiento para el estrabismo: El uso de gafas o un parche que impida durante cierto periodo de tiempo la visión a través del ojo afectado. Con ello se evita que el otro ojo deje de funcionar correctamente. En dichos casos también se realizan cierto tipo de ejercicios para ayudar a la recuperación.

La segunda vía es la quirúrgica, y gracias a los avances que se consiguieron en el campo la cirugía visual en los últimos años, suele ser una intervención rápida, segura e indolora, que no requiere de hospitalización y posee un tiempo de recuperación bastante rápido.

Como ya dijimos anteriormente, mientras más rápido se descubra el problema, mayores serán las posibilidades de eliminarlos por completo. Es importante acudir al oftalmólogo a la menor sospecha que nuestro chico podría padecer algún problema visual y, en caso de no notar nada, realizar un control de rutina antes de que empiece su educación preescolar.

Imagen: Ser Padres

Deja un comentario