El destete

Cuando tu bebé deja de mamar y obtiene toda su alimentación de otras fuentes que no sean tu pecho, se considera que está destetado. Los bebés también se destetan del biberón, pero normalmente este término se emplea cuando se deja de dar el pecho.
El destete, cuando se produce a instancias de la madre, normalmente requiere mucha paciencia y puede llevar tiempo, dependiendo de la edad del bebé y de su adaptación a la nueva situación. La experiencia es diferente en cada caso.

www.chicco.es

El destete es un largo adiós, emocional, a veces doloroso, y liberador al mismo tiempo. Pero no quiere decir que ello suponga el fin de la intimidad que tú y tu bebé habéis establecido durante la lactancia. Simplemente significa que hay que sustituir el pecho con otra forma de alimentación y con nuevas actividades que mantengan el vínculo entre vosotros dos. Si le has dado el pecho para calmarlo a menudo, busca otros medios de hacer que se sienta bien. Puedes leerle un libro, cantar juntos o jugar en la calle, por ejemplo.

Tú eres quien mejor puede decidirlo y no tienes por qué fijar un plazo a menos que los dos estéis preparados. El Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría recomienda que se dé el pecho de forma exclusiva durante seis meses y continuar dando el pecho, junto con comidas complementarias, hasta los dos años de edad. No importa lo que digan tus amigos, familiares o incluso extraños: no existe un plazo apropiado o equivocado para el destete. Si tú sientes que ha llegado el momento, es así.

Deja un comentario