El desarrollo de la memoria en los bebés

Muchos adultos pueden indicar cual es el primer recuerdo que tienen de su infancia. Puede tratarse de una situación trivial o algo que les marcó, pero siempre existió la duda acerca del momento en que empezamos a crear recuerdos.

memoria Los primeros recuerdos que un bebé hace están relacionados con la satisfacción de sus necesidades básicas. Alrededor de los tres meses de edad, los pequeñitos pueden relacionar un objeto, como el biberón, al momento en que recibirán alimento, basándose en otra veces que sucedió lo mismo.

Al llegar a los 6 meses, el bebé es capaz de recordar a personas fuera de su círculo más intimo (mamá, papá, hermano,) así comienza a establecer una relación con gente que ve en forma más esporádica, pero sin demasiada separación, como sus abuelos o tíos, siendo capaz de sentirse seguro con ellos.

Cuando llegamos a los 9 meses, la capacidad de conocer personas y recordarlas, aumenta. Así los chicos podrán mostrarse familiarizados con amigos de los padres, otros parientes, etc.. Como lado malo, también comienzan a experimentar fuertes miedos ante quienes no pueden reconocer en su memoria.

Entre el momento anterior y la llegada del primer año de vida, los recuerdos van haciéndose más ricos y complejos. Ahora el niño podrá hacer relaciones intercalando sus sentidos. Una palabra o determinado sonido corresponde a algo conocido, siendo también capaces de crear recuerdos algo más completos y que tienen una duración mayor. Así aprenden a dar sus primeros pasos, relacionando los intentos y errores como manera de mejorar su técnica a lo largo de varias semanas o incluso meses. Ya son capaces de aplicar lo que saben resulta y eliminar lo que ya experimentaron y no les sirvió.

En el año que sigue, los niños irán reteniendo más y más conceptos, lenguajes, olores, colores y relaciones, en el camino a hacerse más grandes, independientes, en una etapa donde su capacidad de aprender y absorber conocimiento es mayor y más importante que en cualquier otro momento de la vida.

Imagen: Vitadelia

Deja un comentario