El día del niño

El próximo domingo 9 de agosto es día del niño en varios países hispanoamericanos. Tal como con la mayoría de las fechas significativas, la celebración se convirtió en algo comercial, donde los regalos caros pasan por sobre la significancia de una jornada que podría dar para más.

El día del niño debería ser un momento en que la familia completa se reúna en torno a los más dianiño pequeños, realizando actividades junto a ellos. Un almuerzo con lo que más les guste seguido por una tarde de juegos al aire libre, será mucho más significativo que un robot a baterías.

Los chicos nos expresan su cariño durante el día del padre y de la madre, y bien sabemos que los regalos que más valoramos son aquellos que hacen con sus propias manos. Muchas veces creemos que con llenarlos de cosas materiales reemplazamos el estar allí con ellos, pero los niños, aunque a veces no lo digan, prefieren pasar una tarde jugando con papá o mamá, a una jornada solitaria junto a videojuegos.

Por eso, en el día del niño, démonos el tiempo de celebrarlo compartiendo nuestro tiempo y no billetera con esas personitas que nos cambiaron la vida. Una ida a la playa construyendo castillos de arena, ir a la plaza o un parque a montar bici o cualquier actividad que todos disfruten, será el mejor regalo para los chicos.

Incluso los adolescentes no quedan fuera, aunque ellos no se consideran niños. Aquí se celebra al hijo, y los chicos mayores igual gustan de estar con sus padres por más que se resistan. Si tenemos niños pequeños y otros mayores, podemos armar antes junto a los más grandes una salida a cenar o a algún espectáculo de música, demostrándoles que la relación puede evolucionar una vez que se deja al niño atrás.

Imagen: Chilanga banda

Deja un comentario