El acné en los adolescentes

Es una de las pesadillas más comunes para los adolescentes. Esos granos que salen en el peor momento y en lugares donde son visibles fácilmente. Adolescente y acné son términos que solemos relacionar, pero qué se puede hacer para evitar o disminuir esa molesta afección.

Alrededor del 80% de los pre adolescentes y adolescentes presenta algún grado de acné. Ello seacne debe a los cambios hormonales propios de la edad, que provocan un funcionamiento inadecuado de las glándulas sebáceas, las que expelen una cantidad más alta de sebo que obstruye los poros de la piel, generando los granos.

En la gran mayoría de los casos el acné es leve, y no pasa de un par de granitos de tanto en tanto, pero hay situaciones donde se requiere un tratamiento dermatológico con medicamentos y cremas tópicas. Los hijos de padres que sufrieron de casos de acné en la adolescencia tienen mucho más posibilidades de padecer el mismo destino.

Si el acné no es grave, es vital evitar la costumbre de romper los granos con los dedos, ya que con ello sólo se logra romper de paso la piel, pudiendo generar infecciones como también pequeñas marcas que pueden quedar allí durante meses e incluso de por vida.

Lo mejor es preocuparse de tener la cara limpia. Para ello lo ideal es lavársela dos veces al día con agua tibia y un jabón suave o neutro, aunque también existen soluciones de limpieza que pueden ser útiles. El utilizar maquillaje para cubrirlo, sólo empeora las cosas, ya que tapa más los poros.

Existe la antigua creencia de que el acné es consecuencia de comer frituras o chocolates. Nada de eso es cierto, la alimentación que se tenga no incide en la aparición de los granos. Sólo queda esperar que pase con la edad, quedando como un recuerdo más de la adolescencia.

Imagen: Noticias de Maja Honda

Deja un comentario