Ejercicios para el suelo pélvico

Tras el parto, los músculos de la zona perineal suelen estar “cedidos” y hay mujeres a las que incluso se les escapa la orina. Con el tiempo, si estos músculos del suelo pélvico no se trabajan los problemas van a más. Como el resto de los músculos del cuerpo, con la edad se van volviendo más flácidos y es por esto que muchas mujeres maduras tienen problemas de retención de orina.

En algunas culturas orientales las chicas ejercitan este músculo para poder estimular el pene durante la penetración. Los ejercicios de Kegel que consisten en abrir y cerrar los músculos del suelo pélvico son perfectos para esto. Pero además, si se practican antes del parto, durante unos tres meses, ayudan a que éste sea más sencillo y a evitar la episiotomía.

Al principio resulta difícil saber si lo estamos haciendo bien, pero es tan sencillo como intentar cortar el chorro de orina. Con el tiempo llegamos a controlar esta zona como cualquier otra de nuestro cuerpo. Aunque en las farmacias venden productos específicos para trabaja estos músculos, la matrona nos aconsejó comprar la clásicas bolas chinas que hay en cualquier sex shop y usarlas en casa. Al caminar con las bolas dentro, los músculos que las rodean se estimulan y van trabajando solos sin que nos suponga ningún esfuerzo.

Cuando esta zona está en forma, además de no tener problemas de retención de orina, podemos hacer disfrutar mucho a nuestra pareja “agarrando” el pene durante la penetración, algo que ellos dicen que les excita mucho.

Deja un comentario