Edema: hinchazón durante el embarazo

El edema o retención de líquidos se manifiesta generalmente como hinchazón en los pies, especialmente en los tobillos. También puede ocurrir en las manos, por lo que hay que tener cuidado con los anillos.

Es un proceso normal que aparece durante el embarazo, especialmente durante el tercer trimestre y en los 10 primeros días después del parto. Se produce por el aumento de líquidos del cuerpo como consecuencia de las hormonas del embarazo.

Suele ser más frecuente en embarazos múltiples o cuando se ha aumentado demasiado de peso. También es más frecuente en las estaciones calurosas o con mucha humedad. Otra causa es estar de pie y parada durante mucho tiempo.

La retención de líquidos excesiva, que se extiende a la cara, el cuello y las manos, puede ser el inicio de una preeclampsia (retención de líquidos muy importante que puede tener consecuencias graves para el bebé y para la madre) o de una enfermedad renal. Por eso, es importante acudir a la consulta médica para que hagan un diagnóstico.

En ocasiones, el edema es molesto porque puede provocar dolor en las articulaciones del tobillo, rodilla o incluso en los dedos de la mano. Para tratarlo, se recomienda reposo en posición horizontal, con los pies elevados. También son útiles las medias de compresión, así como realizar ejercicio que mejore la circulación.

piernas_1

Deja un comentario