Ecografías 3D y 4D. Conociendo a tu hijo desde el Útero

Durante el embarazo todas soñamos con las características físicas de nuestro hijo por nacer. Tendrá la nariz del padre, el perfil del abuelo, la sonrisa de la madre. Hace unos años atrás sólo nos quedaba nuestra imaginación pero hoy es posible conocer algunas de las facciones de nuestro bebé a través de una nueva técnica de ecografías conocidas como ecografías  en tres y cuatro dimensiones.

3d Las ecografías en tres dimensiones se basan en la obtención de una serie de imágenes tridimensionales del feto, pudiendo observar muchas de sus características físicas. Las de cuatro dimensiones se diferencias de las anteriores por ser una imagen en video, lo que da la idea de observar los movimientos del niño por nacer en tiempo real, tal como si le estuviera observando por televisión. Suele ser bastante emocionante para los padres observar como su hijo sonríe, mueve sus manos etc. Ayudando a  afianzar el lazo existente. Suele entregarse a los padres una copia en DVD.

Aparte de servir para obtener imágenes más precisas del aspecto del bebé, este tipo de ecografías son de gran utilidad para diagnosticar posibles problemas y malformaciones  gracias a su nitidez. Por lo que son altamente recomendadas en embarazos de alto riesgo.

El momento ideal para realizarlas es durante las semanas 24/25 y 30/31. No se recomiendan al final del embarazo ya que los movimientos del feto dificultan la obtención de buenas imágenes. El uso de este tipo de ecografías se ha ido masificando en todo el mundo, aunque si bien su aplicación es más cara que la de las ecografías comunes o de doble dimensión, siempre vale la pena ser participes de la increíble experiencia de conocer a nuestro hijo incluso antes de tenerlo entre nuestros brazos.

Deja un comentario