Dolor de rodillas en los niños

Son la articulación a la que se le da un uso más intensivo, estando directamente expuesta a golpes, torceduras y desgarros, sobretodo en deportes y actividades recreativas, algo muy propia de la vida diaria de un niño, pero a veces comienzan a doler sin causa aparente.

rodilla Lo que antes se pensaba eran dolores del crecimiento, hoy tiene un nombre y posible causa. Se trata de la enfermedad Osgood-Schlatter, una condición que generalmente se presenta al inicio de la pubertad, momento en que los niños experimentan un aumento de estatura y masa muscular.

El principal síntoma es el dolor y la hinchazón, los que pueden afectar a una o ambas rodillas. Generalmente se presentan luego de hacer deportes o esfuerzos importantes con las piernas. Ante la presencia de problemas, es importante acudir al traumatólogo o si las molestias son muy fuertes, a un centro de urgencias.

En la gran mayoría de los casos, el problema se trata con hielo en la zona, reposo, y analgésicos, pero de todas formas el médico pedirá una serie de exámenes radiológicos para descartar otras causas. Los chicos que presentan éste trastorno, deberán evitar la actividad física hasta que el dolor se vaya y en algunos casos utilizar férulas para inmovilizar la (s) rodilla(s)

La enfermedad de Osgood-Schlatter, no conlleva problemas a largo plazo y debiera irse por completo en un máximo de seis meses, momento en que los tendones y músculos de la zona se hagan más fuertes, lo que sólo se logra esperando.

Imagen: Fuze Fit

Deja un comentario