Dolor de cabeza en niños y niñas

Las causas del dolor de cabeza en los niños, niñas y adolescentes pueden estar relacionadas con trastornos psicológicos que generan tensiones, depresiones y conflictos que, si no se valoran en su justa medida, pueden agravar los síntomas preexistentes.
Los cambios importantes, como el nacimiento de un hermano o hermana, o los pequeños malestares, pueden provocarles ansiedad y desembocar en una cefalea básica, es decir, un dolor de cabeza no provocado por un resfriado o por otros trastornos físicos, sino exclusivamente por causas psicológicas.

www.es.dreamstime.com

Por esta razón, es importante no infravalorar nunca la solicitud de ayuda por parte del niño o niña. Los caprichos continuos, el llanto y el dolor de cabeza pueden ocultar un malestar interior que los padres y madres deben captar y resolver con comprensión, presencia y afecto.

Pero las cefaleas también pueden ser físicas. Para tratarlas debemos evitar algunos alimentos que puedan hacer aumentar el dolor, principalmente, el chocolate, que contiene una sustancia que influye sobre algunos mediadores del sistema nervioso central (por ejemplo, la seritonina), y contribuye a aumentarlos.

Para prevenir el dolor de cabeza, es importante eliminar todos los factores que puedan haber originado el dolor. El sueño y las comidas se deben regular al máximo y hay que prestar una especial atención si la aparición del dolor está relacionada con la administración de un alimento en particular o con la realización de una actividad que requiere esfuerzo.

Deja un comentario