Diez movimientos para realizar un masaje

Como hemos comentado en el post anterior, los masajes son muy beneficiosos para los bebés. Les estimulan tanto física como psíquicamente y, además, favorecen sus vínculos con los padres y madres. Tanto el baño como un posterior masaje puede ser una buena actividad para que los papás se involucren en el cuidado del bebé.

Veamos cuáles son los movimientos más gratificantes para el bebé.

En primer lugar, desde las sienes hacia la nuca, con las yemas de los dedos realizando pequeños círculos.

El segundo se realiza sobre la frente. Con los pulgares empezaremos desde el centro, ‘alisándola’ suavemente hacia los laterales.

Para quienes les están saliendo los dientes existe un movimiento que va desde las encías hasta la comisura de los labios.

img

Ya sobre el cuerpo, podemos realizar un masaje desde el comienzo de las clavículas hacia los hombros. Los realizaremos siempre suavemente con la yema de los dedos.

El quinto movimiento va por el brazo, del hombro hacia la mano y volver. Podemos repetirlo hasta tres veces en cada extremidad.

En la parte inferior del cuerpo podemos masajearle desde la cadera hacia los pies, masajeando los muslos. También podemos realizarlo hasta tres veces.

www.mercadolibre.com

La planta de los pies es altamente sensorial, pero debemos evitar las cosquillas. Cogeremos su pie con las dos manos realizando pequeños círculos con los pulgares.

El octavo movimiento va por detrás, desde los omóplatos hasta los riñones. Podemos alargarlo hasta los pies.

El siguiente va por la columna vertebral, aunque es importante realizarlo suavemente sin ejercer presión.

Por último y para terminar, peinaremos todo su cuerpo, de la nunca al talón como ‘nivelándolo’.

Deja un comentario