Diarrea en bebés

Los bebés, por diferentes causas, suelen presentar cuadros de diarrea que si no son tratados correctamente pueden provocarles consecuencias, por lo que es importante que los padres sepan como actuar apenas se presentan.

vacuna-rotavirusDada la alimentación casi exclusivamente líquida que consumen los menores de un año, sus  deposiciones suelen ser bastante blandas, lo que puede complicar el reconocer cuando son anormales. La mejor manera de identificarla es a través del olor, muchísimo más fuerte que las comunes y con una consistencia más líquida.

Los niños con diarrea suelen orinar menos y al llorar sueltan menos lágrimas. También salivan en menor cantidad, siendo todo ello un síntoma de falta de hidratación por la pérdida de fluidos.

Cuando nuestro pequeño presenta diarrea, la primera medida es preocuparnos de que se mantenga hidratado, además de cuidar la piel de la zona, ya que se trata de un líquido con alta acidez que puede provocar heridas y erupciones.

Nunca debemos tomar medidas para frenar la diarrea en el pequeño y menos darles algún fármaco que no halla sido prescrito por el doctor, ya que el niño elimina el agente infeccioso a través de sus deposiciones.

La gran mayoría de los cuadros de diarrea en bebés se deben al rotavirus y su tratamiento no conlleva el uso de medicamentos, aunque en caso de deshidratación podrían requerir hospitalización. En el caso de tratarse de una infección bacteriana, el pedíatra realizará los exámenes respectivos de manera de prescribir un antibiótico específico que restituya la salud del pequeño.

Imagen: Pediatra al día

Deja un comentario