Día de la Paz y la No Violencia

El próximo día 30 de enero se celebra el Día de la Paz y la No Violencia. Si no me equivoco esta festividad se celebra en todo el mundo y es un día en el que, a los niños, se les enseña con más énfasis, que no deben pelearse ni usar la violencia sino quererse todos y ser amigos y compañeros de juegos.

Esos días, al igual que los días de Carnavales, que, por cierto, coinciden este año la  semana de Carnaval con el Día de la Paz, las guarderías hacen algo especial para recordarles a los niños lo importante que es la Paz en el mundo y, como no, en mi trabajo también se hace.

El diseño escogido es el de una paloma. Es completamente blanca salvo los filos que los lleva azules y la pequeña rama en color verde. Es un diseño bastante sencillo y he pensado (de hecho lo estoy pensando ahora que lo estoy escribiendo) en hacer algo original y es hacer un pequeño móvil de palomas, pero no 3 ó 4 palomas por niño, no, el número de palomas dependerá de los años que tenga el niño de tal modo que se le asociará una paloma por año de paz que ha tenido.

De esa forma, los niños relacionan que si el año es bueno, que si ellos son buenos y las cosas a su alrededor van bien, la paloma tendrá hijitos o la paloma encontrará compañero/a. Y si el año ha sido malo, y encuentran una paloma más en el móvil, entonces sabrán que la esperanza de una Paz en el mundo no se desvanece.

Con respecto a lo que ellos participaran de la actividad tengo un poco de duda porque no sé bien si dejarles que pinten las palomas ellos o bien dejarles pegamento de purpurina y que le den por donde ellos quieran con el pegamento de modo que sean ellos quienes, con la purpurina, le den color a la paloma.

También ese día podemos dedicarlo a contarles un cuento cuyo argumento principal sea la paz. Hay muchos cuentos, tanto en internet como en los libros, que nos pueden servir de ejemplo para la paz y que nos ayudarán a ilustrar el sentimiento que se puede sentir ese día en el que todos debemos estar felices y no enfadarnos porque, al fin y al cabo, la paz "total" en el mundo aún no se ha conseguido, al menos estaremos un poquito más cerca si enseñamos a los niños a amar y respetar las cosas.

Deja un comentario