Desarrollo normal de los bebés

El desarrollo del bebé a lo largo de su primer año de vida es fascinante. En unos pocos meses pasa de ser una criatura débil y totalmente dependiente a convertirse en un niño o niña activo que anda, juega y se relaciona con los demás.

Jugar con el bebé, hablarle y, en general, proporcionarle un ambiente cálido en afectos y rico en estímulos, facilita que el bebé madure adecuadamente tanto si es normal como si tiene alguna dificultad especial.

El calendario de hitos del desarrollo que describimos aquí es orientativo. Algunos bebés adquieren ciertas habilidades antes que otros o bien desarrollan más deprisa un área y otra más lentamente.

Los bebés prematuros, los nacidos con bajo peso y los que han tenido problemas en los primeros días/semanas de vida pueden evolucionar más lentamente.

www.crearempresas.com

En general, a los tres meses podemos preocuparnos si el bebé no mira a la cara, no sonríe cuando se le habla. También si la voz de la madre no le tranquiliza, no controla la cabeza: no la levanta estando boca abajo o se le cae cuando está vertical, no se mira las manos o las tiene siempre cerradas con el pulgar dentro de los otros dedos.

A los nueve meses, las alertas saltan si no se sienta, no coge objetos ni los manipula, si tiene los miembros inferiores rígidos. También si no llama con la voz o si llora mucho o no llora nunca.

Deja un comentario