Del puré a los sólidos

Es posible que tu bebé tenga buen apetito, pero probablemente no tenga muchos dientes, así que empieza con alimentos que pueda "masticar" con las encías o que se disuelvan fácilmente en su boca. En unos cuantos meses podrás darle pedacitos de cualquier cosa que estás comiendo.
Recuerda que tu bebé está aprendiendo acerca del sabor, la textura, el color y el aroma de la comida al alimentarse solito, así que trata de ofrecerle varios alimentos distintos. La comida debe ser fácil de manejar, pero no presentar un riesgo de que se atragante. Y asegúrate de elegir comida apropiada para su edad.

Aquí tienes una lista de algunos de los alimentos que más les gustan para coger con los dedos:
• Cereales de desayuno con bajo contenido de azúcar y que se deshagan en la boca. 
• Trocitos de galletas especiales para bebés o de galletas que se ablanden en la boca.
• Pan ligeramente tostado (untado con puré de verduras para que contenga más vitaminas)
• Pedacitos de plátano o de otra fruta bien madura, pelada y sin semilla, como ciruela, melocotón, sandía o melón.
• Espirales de pasta bien cocidas, cortadas en pedacitos
• Trocitos muy pequeños de queso
• Huevo duro a trocitos (después de los 12 meses)
• Pedacitos de verduras bien cocidas, como zanahorias, guisantes, calabacines, patatas y boniatos
• "Arbolitos" pequeños, muy cocidos, de brócoli o coliflor
• Trocitos del tamaño de un guisante de pollo cocido o de alguna otra carne suave cocida
• Galletitas de aperitivo (sin mucha sal) o tortitas de arroz cortadas en pedacitos pequeños

This entry was posted in General.

Deja un comentario