Defectos de nacimiento

Los defectos de nacimiento es el nombre que reciben las enfermedades anormales que varían desde defectos del corazón a deformidades esqueléticas, pasando por desajustes de la química corporal o por la anemia.

Entre los defectos de nacimiento que nos podemos encontrar tenemos:
 
- Malformaciones presentes al nacer. Son, por poner ejemplos, la espalda bífida (espalda abierta), palatosquisis (fisuras del paladar), el pie zambo o patituerto, y otras anormalidades. Puede ocurrir el caso de que falten partes del cuerpo o bien que estén duplicados (una de las partes que más se duplican son los dedos).
 
- Defectos metabólicos. Estos defectos pueden no detectarse al momento de nacer pero son muy perjudiciales (casi todos ellos). Por ejemplo, la fibrosis quística, que afecta a las glándulas y al aparato digestivo; la fenilcetonuria que causa retardo; la hipercolesterolemia, que, como su nombre indica, supone un elevado nivel de colesterol que puede provocar ataques cardiacos.
 
- Desórdenes de la sangre. Son muy peligrosos y se suelen diagnosticar al nacer (porque sabemos que los somenten a un montón de pruebas antes de llevarnos al bebé a la habitación).
 
- Anormalidades cromosómicas. Que pueden dar lugar a la enfermedad de Síndrome de Down, Síndrome de Klinefelter,… En la mayoría se da un retraso mental y malformaciones físicas que pueden llevar a la propia muerte del bebé.
 
- Daño perinatal. Se da cuando el feto, en el momento de nacer, sufre algún tipo de daño durante ese periodo. También el uso de medicamentos, infecciones, agentes químicos pueden tener parte en este tipo de daños.
 
Los defectos pueden heredarse o ser causados por defectos ambientales.

Deja un comentario