Decora de una forma barata

Se acerca la llegada del bebé y siempre nos gusta que tenga lo mejor. Cuna nueva, muebles nuevos, bonitos y llenos de motivos infantiles. Eso está muy bien para las familias que se lo puedan permitir. Pero si no es el caso, hay muchos trucos que, con habilidad y buen gusto, pueden echarnos un cable a la hora de montar la habitación del bebé.

Hay que tener en cuenta que muchas veces no merece la pena gastar grandes cantidades de dinero para unos muebles o una cuna que van a ser temporales. El tiempo pasa muy deprisa y en unos meses cambiaremos a nuestro hijo o hija de la cuna a la cama.

Por eso, antes de comprar nada, debemos preguntar a familiares, amigos y amigas si tienen algo que nos puedan prestar. Aunque de primeras nos apetezca tener cosas nuevas, a la larga veremos que se pueden aprovechar un montón de cosas en buen estado y que suponen gran cantidad de dinero.

A la hora de mirar muebles, puede ser de utilidad escoger muebles de personas adultas que podamos utilizar a lo largo del tiempo. El truco es, por ejemplo, cambiarle los tiradores por otros con motivos infantiles. Los adhesivos, cenefas y relieves también nos pueden ayudar a transformar un armario o cómoda más seria en los muebles ideales para la habitación del bebé.

img

Según vaya creciendo, podemos ir cambiando estos complementos para adaptarlo a su edad y a sus gustos. Y todo ello por un módico precio.

Deja un comentario